• Menú escolar
  • lema
  • lema
  • lema
  • lema
  • lema

Pastoral

Objetivos del Departamento de Pastoral para el curso escolar 2013-2014

1. OBJETIVO GENERAL

“Cada uno de nosotros, según sus valores y cualidades, aporta a la Comunidad Educativa lo mejor de sí mismo para hacer de ésta una realidad rica en diversidad y matices. La misión

del Colegio nos hace responsables de su gestión y de su orientación hacia lo que éste Carácter Propio.

En todas las dimensiones que el Colegio atiende, la corresponsabilidad nos apremia a compartir de forma transparente recursos y decisiones, y a discernir los procesos convenientes para la consecución de éstos fines.

De éste manera realizamos nuestra vocación, construimos el reino de Dios y vivimos la comunión eclesial en el día a día de nuestra misión educativa MD. (Carácter Propio nº 12.)

“La misión compartida se dinamiza con la colaboración positiva de todos, parte del respeto a lo que cada uno es y aporta: distintas vocaciones que se complementan en la misión educativa, integrando lo positivo y superando lo que nos limita. Ésta misión supone una red de relaciones personales de calidad entre los miembros de la Comunidad Educativa y, al mismo tiempo, implica dar respuesta junto a las nuevas necesidades de la educación.”

2. OBJETIVOS ALUMNOS

En la formación de niños y jóvenes, el desarrollo de la RESPONSABILIDAD y el DON DE LA VIDA RECIBIDA les permite tomar la vida en sus manos, haciéndoles hombres y mujeres autónomos para ir tomando sus propias decisiones vitales.

TRES OBJETIVOS (uno por trimestre)

1. TRIMESTRE:

“DE TI DEPENDE”: Desarrollar en los alumnos el sentido de la responsabilidad sobre los dones que cada uno ha recibido, por medio del conocimiento personal

y promover el sentimiento de gratuidad y responsabilidad con cada uno de las personas que forman la comunidad educativa. 

“Mirad hoy os doy a elegir entre la vida y el bien por un lado, y la muerte y el mal por el otro…

Escoged, pues, la vida, para que viváis vosotros y vuestros descendientes; amad al Señor vuestro Dios, obedecedle y sedle fieles…” (Dt 30, 15-20) La verdadera felicidad (Slm 1)

2. TRIMESTRE:

“DE TI DEPENDO”: Descubrir que todo lo que tenemos y somos es un regalo de Dios, propiciando el encuentro personal con él y mostrando a Jesús como modelo

de vida a seguir. “Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador… Yo soy la vid y vosotros sois los sarmientos. El que permanece unido a mí y yo unido a él, da mucho fruto; pues sin mí nada podéis hacer…” (Juan 15, 1-7)

3. TRIMESTRE:

“MANOS A LA OBRA”: Descubrir la necesidad de entregar a los demás todo lo que he recibido de Dios, buscando su voluntad a través de su Palabra. “…Lleva la barca mar adentro, y echad vuestras redes, para pescar. Maestro, hemos estado trabajando toda la noche sin pescar nada; pero, puesto que tú lo mandas, echaré las redes…” (Lucas 5, 1-11)

3. OBJETIVOS PROFESORES

Educar en la responsabilidad y el don de la vida recibida, es educar para la pertenencia y formar personas agradecidas, dispuestas al trabajo en equipo, con visión de futuro, con iniciativa, confianza, y listas para afrontar los obstáculos y problemas que se les van presentado en su vida escolar y cotidiana.

1. Descubrir, ahondar y crecer en nuestra vocación de educadores (crecer en la conciencia de sentirnos llamados por Dios para desempeñar una misión). Vocación de educador.

2. Sentirse pertenecientes a una comunidad educativa que los quiere y los acoge.

3. Colaborar, aportando lo mejor de cada uno, al buen funcionamiento de la obra educativa en la que trabajan.

4. Ofrecerse a las distintas estructuras directivas de los centros para asumir responsabilidades compartidas con otros compañeros educadores.

5. Desarrollar la habilidad para hacer preguntas sugerentes y provocativas, que contribuyan al desarrollo de la reflexión y el debate; además de la destreza y sensibilidad para, en primer lugar motivar, respetar la individualidad, escuchar, detectar problemas, aprovechar situaciones, comunicarse y trabajar.

6. Desarrollar nuestra labor docente, educativa y evangelizadora asumiendo la gran responsabilidad que tenemos de educar a niños y jóvenes. Potenciar la inquietud

personal por el trabajo bien hecho y por la propia formación, para así, poder responder mejor a las necesidades detectadas.

7. Sentir la obra educativa como propia, estando atentos a las necesidades que en ella se detectan y estar prestos para aportar las soluciones estructurales o personales que se demanden.

4. OBJETIVOS FAMILIAS

La familia es la principal y primera responsable de la educación de los hijos. La

Escuela se siente invitada de manera subsidiaria a colaborar con las familias en la educación de sus propios hijos.

1. Fomentar, desde las obras educativas, espacios de encuentro y diálogo para entre todos buscar los medios más adecuados y las estructuras más oportunas para la buena educación de los niños y jóvenes.

2. Fortalecer el sentimiento de pertenencia de los padres al centro en el que sus hijos se educan. Crear dinamismos para que sientan la obra educativa como propia y así participen en la vida colegial sintiéndose responsables de lo que acontece.

5. OBJETIVOS P.A.S.

Las personas que desempeñan labores de administración y servicios están integradas en la Comunidad Educativa, y tienen también la misión importante de educar a los niños y jóvenes. El trato amable, la dedicación al trabajo y la palabra atenta, son los instrumentos de su pedagogía y el testimonio de vida que los alumnos perciben y aprecian.

1. Sentirse corresponsables, desde la tarea o trabajo que cada uno tiene asignado, en el único proyecto educativo y evangelizador de la escuela cristiana MD.

2. Descubrir, y en su caso aplicar, el talante educativo que puede existir en cada una de las acciones que se desarrollan en el ámbito de la administración y demás servicios.

6. OBJETIVOS PARA LAS MD.

Fiel a las intuiciones educativas de Madre Petra, los madres están atentas a las necesidades reales de las personas y de la sociedad para servir a todos, especialmente a los pobres y desamparados y contribuir a la formación integral de los niños y jóvenes mediante la entrega generosa. Las Madres de Desamparados han de educar como decía Madre Petra: con firmeza y ternura.

1. Ahondar y crecer en nuestra vocación de educadoras y compartirla con el resto de educadores.

2. Querer a cada una de las hermanas de comunidad para sentirnos responsables de su desarrollo y crecimiento humano y espiritual.

3. Hacerse consciente de la realidad religiosa y educativa del mundo que estamos viviendo para sentirnos responsables de él y así dar respuestas que sean lo más oportunas al momento histórico que nos ha tocado vivir.

4. Fomentar los lazos de corresponsabilidad con los educadores MD de los Centros.

5. Vivir y ofrecer el don de la sencillez, el don de la acogida y el don de la alegría como experiencias fundantes en nuestra vocación. Haciéndonos responsables de que es lo mejor y más genuino que podemos ofrecer a nuestras comunidades educativas y a nuestra Iglesia.

Contador de visitas

Hoy 101

Ayer 88

Esta semana 101

Este mes 1979

Todas 227328